Ciudadanos participaron masivamente en el simulacro de evacuación

A las 10 de la mañana del miércoles, según datos del Idiger, más de 7.000 empresas y cerca de 2 millones de personas participaron en la novena versión del simulacro de evacuación distrital.

 Uno de los lugares programados para la evacuación masiva de personas fue el del sector empresarial de la avenida Chile, donde el helicóptero de la Policía comenzó a sobrevolar desde las 10 de la mañana la zona en la que se ubica la iglesia de la Porciúncula (carreras 7 y 11 entre calles 72 y 74). Ellos tuvieron su punto de encuentro en la carrera 11 con calle 72. Allí participaron 1.339 personas aproximadamente.  

También en la carrera 11, entre calles 100 y 72. Una seguidilla de 15 grupos, de más de 200 personas, se ubicaron a lo largo de la vía, la mayoría se reunió en el costado oriental. Antes de llegar al punto acordado, parques como el de la 80 con 11, el de la 94 con 14, desfilaron miles de personas. Entre empresarios, trabajadores de obra y estudiantes. Algunos desubicados preguntaban por qué sonaban las alarmas y qué pasaba.
 
Entre quienes hacían parte del simulacro no faltaron los despistados que bajaron a conversar con sus amigos y no atendían las señales de tránsito. "Esto es como una escapadita y un relax del trabajo", contó un transeúnte, luego de cruzar un semáforo en rojo y casi causar la caída de un ciclista.

Entre tanto en las tres torres empresariales del World Trade Center, en la calle 100 con carrera octava participaron 4.000 personas en el ejercicio de evacuación. Allí contaron con brigadistas, ambulancias y equipos de perifoneo para guiar a los ciudadanos.

Allí el ejercicio de prevención duró 20 minutos, y contó con la participación de 37 brigadistas y un Punto de Mando Unificado, en la plaza central de los edificios.
Diego Cordovéz, administrador del edificio, señaló que la actividad no tuvo ninguna complicación: "ya que se cuenta con un mecanismo de perifoneo dentro de los edificio, que le indica a los oficinistas las rutas de evacuación".

En esta ocasión el ejercicio de evacuación se realizó simulando el estallido de una bomba, por lo que se contaron con unidades de paramédicos y ambulancias. A las 10 y media de la mañana el 90 por ciento de los trabajadores ya habían vuelto a sus actividades, luego del ejercicio de evacuación. 
 
También en el norte de Bogotá, alrededor de 6.200 personas evacuaron seis edificios del Centro Empresarial Santa Bárbara, ubicado entre calles 113 y 116, de la carrera séptima a la avenida novena.

Al punto de encuentro, ubicado en el carril de desaceleración de la carrera séptima, llegó la totalidad de las personas luego de 18 minutos. No obstante, algunos establecimientos como cafés del Centro Empresarial no participaron en la evacuancion

Integrantes del cuerpo de bomberos, la Policía Metropolitana de Bogotá, la Defensa Civil, el Ejército Nacional y paramédicos de más de cuatro ambulancias que se ubicaron en el Centro Empresarial participaron en la jornadaComo dato curioso se tiene que, 15 minutos antes del simulacro, se presentó un choque entre un bus del SITP y un taxi, que, aunque no dejó lesionados, si generó tráfico en la carrera Séptima con 116.
 
Otro de los puntos destacados en el norte fue el de Suba. En tres minutos y 45 segundos unas 120 personas evacuaron la sede de la alcaldía local, la Junta Administradora Local (JAL) y su casa de la participación. Los participantes del evento se dirigieron, a la plaza fundacional de la localidad, ubicada en la carrera 91 con calle 146C Bis.

"Después de lo que sucedió en México con el temblor, uno se vuelve más precavido con este tipo de simulacros, por lo que me parece muy bueno que los hagan", dijo Luz Marina Sarmiento, quien estaba haciendo una diligencia en la alcaldía de Suba al momento de la evacuación.
Compartir
Banner Notas Bottom 01

Todas las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Publinet Solutions. Se prohibe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cuaquier idioma sin autorización escrita de su titular.